Caga Tió visita los hogares catalanes en vez del Papa Noel

Caga Tió visita los hogares catalanes en vez del Papa Noel

Muchas regiones y países de Europa tienen sus propias tradiciones navideñas peculiares. Cataluña no es una excepción. El Caga Tió, literalmente traducido como el “tronco cagón”, trae regalos a los niños catalanes cada Nochebuena por extraño que pueda parecer. Si alquila un piso en Barcelona en torno a las fechas de Navidad, tiene la oportunidad de celebrar esta original tradición.

Muchas regiones y países de Europa tienen sus propias tradiciones navideñas peculiares. Cataluña no es una excepción. El Caga Tió, literalmente traducido como el “tronco cagón”, trae regalos a los niños catalanes cada Nochebuena por extraño que pueda parecer. Si alquila un piso en Barcelona en torno a las fechas de Navidad, tiene la oportunidad de celebrar esta original tradición.

El Caga Tió es un personaje navideño de la cultura catalana. El Tió es un gran tronco de madera con dos o cuatro patas de palo, un rostro sonriente pintado y una barretina tradicional catalana. En Nochebuena se supone que el Tió caga regalos para los niños. Por ello, desde el 8 de diciembre, cuando se celebra la Inmaculada Concepción en toda España, las familias empiezan a dar de comer al Tió cada noche y se aseguran que esté caliente debajo de una gruesa manta.

Con el objetivo de hacer defecar al Tió, los niños de la casa golpean el tronco mientras cantan canciones de Navidad animándole a hacer sus necesidades. La tradición dice que para que el Tió cague, los niños deben salir de la habitación y rezar para que el Caga Tió les traiga muchos regalos. Esto da la oportunidad perfecta para que los familiares puedan esconder los regalos debajo de la manta para simular que el Caga Tió los defeca después. Normalmente el Caga Tió no trae regalos caros, sino que en general suele traer caramelos, frutos secos o turrones que luego serán compartidos por toda la familia.

Un ejemplo de canción que los niños cantan al Tió es:

‘Caga Tió avellanes i torró, i si no cagues un cop de bastó!’

Ésto se traduce como:

"Caga Tió, avellanas y turrones, y si no cagas, un golpe de bastón"

Si pensaba que esta es la única tradición escatológica en Cataluña es porque aún no le han hablado del Caganer, una figura necesaria en el Belén de Navidad en las casas catalanas. El Caganer representa a un hombre catalán vestido tradicionalmente en cuclillas con los pantalones en los tobillos y defecando. Esta figura está presente en los pesebres navideños desde el siglo XVIII y se consideraba como un símbolo de buena suerte, ya que fertiliza la tierra y garantiza así una buena cosecha para el año que viene. Habitualmente se coloca en un lugar escondido del Belén y los niños se entretienen tratando de encontrarlo.

Si quiere saber qué aspecto tienen los Caga Tiós o el Caganer o si quiere comprar uno para su casa, puede hacerlo en los mercados navideños de Santa Llúcia en el centro de Barcelona, como por ejemplo en la Avenida Catedral.

Este vídeo de la BBC muestra cómo estas tradiciones escatológicas catalanas son un escándalo para los extranjeros: https://www.youtube.com/watch?v=LJxHHP-aTOc