El día que Barcelona brilla más

El día que Barcelona brilla más

Siempre que un extranjero me pregunta cuál es el mejor momento para visitar Barcelona, nunca dudo en recomendar ir a Barcelona por San Jordi, el día en que Barcelona brilla más. San Jordi es no sólo un día para libros y rosas, para la cultura y el amor, también es probablemente el festival que une más a los barceloneses. Por ello, no dude en alquilar un apartamento en la capital catalana para el 23 de abril.

Siempre que un extranjero me pregunta cuál es el mejor momento para visitar Barcelona, nunca dudo en recomendar ir a Barcelona por San Jordi, el día en que Barcelona brilla más. San Jordi es no sólo un día para libros y rosas, para la cultura y el amor, también es probablemente el festival que une más a los barceloneses. Por ello, no dude en alquilar un apartamento en la capital catalana para el 23 de abril.

Cada 23 de abril Cataluña celebra San Jorge de una manera muy especial. Las calles se llenan de puestos donde los libreros promueven sus últimos libros y donde los floristas o jóvenes estudiantes venden rosas rojas. De esta manera, Barcelona da la bienvenida a la primavera con la literatura y el amor. La tradición dice que los amantes deben intercambiar regalos, de la misma manera que la mayoría de países occidentales celebran el Día de San Valentín. Sin embargo, aquí la costumbre reduce las opciones a regalar: los hombres deben dar una rosa roja a la mujer y las mujeres deben dar un libro a cambio. Hoy en día, sin embargo, la tradición se ha flexibilizado. Los buenos amigos y no sólo parejas amorosas también intercambian rosas y libros, las rosas no son sólo rojas sino en todos los colores y las mujeres en general suelen recibir tanto libros como rosas.

Esta tradición catalana tiene su origen a principios del siglo XX, cuando los vendedores de libros del Gremio de Libreros y de la Cámara Oficial de Libros decidieron conmemorar el 23 de abril la muerte de los famosos escritores William Skapespeare, Miguel de Cervantes y Garcilaso de la Vega. Décadas después, en 1996, la UNESCO decidió declarar el 23 de abril el Día Internacional del Libro. Sin embargo, para la sociedad catalán, San Jordi será siempre una ocasión cultural única para celebrar la literatura combinado con el amor. De hecho, la tradición de regalar rosas a las mujeres se originó a partir de la leyenda del caballero San Jordi, que mató a un dragón para rescatar a su princesa. Unos momentos después, rosas florecían de la sangre del dragón muerto en símbolo del amor del caballero por la princesa.

Además de poder disfrutar de un ambiente cultural, la ciudad de Barcelona también ofrece una amplia gama de actividades exclusivas durante el 23 de abril. Se puede visitar el Ayuntamiento de forma gratuita, unirse a la firma de libros de escritores populares o realizar actividades culturales especiales de forma gratuita o a precio reducido. Puede echar un vistazo a las diversas actividades que puede hacer durante San Jordi en Barcelona aquí. Aun así, es probablemente uno de los mejores días para ser un buen turista y pasear por las Ramblas mientras disfruta de una celebración verdaderamente barcelonesa.